Calidad en la construcción

La calidad en la construcción es un tema que actualmente se está estudiando alrededor del mundo y es una necesidad para el sector construcción. La calidad en la construcción es una disciplina de la ingeniería de la construcción que consiste en buscar cumplir los estándares internacionales en diseño y construcción y de buenas prácticas constructivas, así como el fiel cumplimiento de las especificaciones y requerimientos que pueda tener un proyecto.

Otra definición dice que es la totalidad de cualidades y características de un producto o servicio que definen su capacidad de satisfacer las necesidades establecidas o implícitas. No debe confundirse con el “grado de excelencia” o “apto para usar” lo que sólo abarca parte de la definición. (ISO 8420)

Muchas veces la calidad es algo que se da por supuesto y en la práctica no lo es: defectos, patologías, insatisfacción de los clientes, problemas estructurales al presentarse sismos u otros eventos naturales, etc. Existe el principio: «Hacerlo bien a la primera vez» (Phillip Crosby) y esto también configura muy bien lo que se busca con la calidad. La construcción si es importante y se exige CALIDAD. Pero hay que explicar que, cuando se desea hablar de calidad, nos referimos al nivel de calidad, el cual es cuando un conjunto de características inherentes satisface los requisitos.

La calidad en la construcción es una disciplina de la ingeniería de la construcción que consiste en buscar cumplir los estándares internacionales en diseño y construcción y de buenas prácticas constructivas, así como el fiel cumplimiento de las especificaciones y requerimientos que pueda tener un proyecto.

Una buena construcción sí importa, y se exige calidad. Estudios alrededor del mundo.

De la investigación realizada se nota que en muchos países de la región se viene trabajando en lo que respecta a la calidad. En el Perú existe un Comité de la Calidad de la Cámara Peruana de la Construcción, donde el presidente de este comité  Samaniego (2014) distingue que la calidad debe definirse por el grado y el nivel, y basándose en la  norma ISO 9000 que refiere a la calidad como el grado en el que un conjunto de características inherentes cumple con los requisitos.