Supervisión Técnica

La supervisión técnica de obra o fiscalización de obra, como se le denomina en Ecuador, es la actividad de apoyo, coordinación y vigilancia sobre un proyecto y/o construcción determinada para que se ejecute de manera satisfactoria cumpliendo con los requisitos y especificaciones de su expediente técnico, en el plazo pactado y con los costos presupuestados.  Por tanto la supervisión es fundamental en todo proyecto de construcción. Dicha función se realiza en dos ámbitos:

  1. En el sector privado: El propietario o cliente determina a su supervisor según sus necesidades y se formula en un contrato privado.

  2. En el sector público: El Estado o gobierno determina a su supervisor según las normas vigentes. Se formula en un contrato administrativo y público.

 

C:\Users\Beto\Documents\EdificacionesdeCalidad\Conceptos tipo de contenido\DSCF3796.JPG

Para llevar a cabo este cometido se necesita del cargo de supervisor o fiscalizador, quien es el representante de la entidad contratante o cliente, y en términos generales tiene tres funciones principales:

 

  • Control Técnico: Cumplimiento de especificaciones técnicas en materiales, calidad de la obra, rendimientos, procesos constructivos, planos de diseños, etc.

  • Control económico-financiero: Planillas, adelantos, garantías, costos del proyecto, etc.

  • Control Contractual: Asunto administrativo legal, plazos, documentación, etc.

Es la actividad de verificación, apoyo, coordinación y vigilancia sobre un proyecto y/o construcción determinada para que se ejecute de la manera más satisfactoria,  cumpliendo con los requisitos y especificaciones de su expediente técnico, en el plazo pactado y con los costos presupuestados.

La supervisión de obras: ¡Una necesidad!

Como no se puede ser buen juez en causa propia, la supervisión tiene como objetivo fundamental garantizar a los propietarios de un proyecto que éste se cumpla con fidelidad a lo estipulado tanto en los planos como en las especificaciones de los documentos contractuales. Ello incluye el trabajo de campo así como el análisis de los resultados de laboratorio.

Se da el caso común, en el mundo de la construcción, que existen dos fallas básicas en la supervisión en general, las cuales son: